domingo 19 mayo 2024

Enrique Alfaro se mofa del derecho a protestar; “qué bueno que hagan ejercicio”, dice

por etcétera

Continúan hoy las protestas de grupos católicos contra la escultura “Sincretismo”, con manifestaciones callejeras en torno a la obra, erigida en el camellón de Calzada Federalismo, cerca del Templo El Refugio, en la ciudad de Guadalajara, en el occidente del país.

Pero el alcalde de esta ciudad (capital del estado de Jalisco), Enrique Alfaro, se mofó de los inconformes: Es bueno que los participantes hagan ejercicio, dijo. “Están en su derecho; además caminar es bueno y tienen garantías de poder expresar libremente su opinión”, afirmó.

FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

Los inconformes, encabezados por el Arzobispo emérito de Guadalajara, cardenal Juan Sandoval Íñiguez, consideran que la escultura es ofensiva debido a que muestra a la Virgen de Guadalupe en fusión con la diosa azteca Coatlicue.

La víspera, durante el festejo por el Día del Danzante, el Alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, consideró que la romería y el desfile de estos grupos es un buen ejemplo del fenómeno cultural que la escultura plasma.

La obra de Ismael Vargas, por la que se pagaron 5.2 millones de pesos y forma parte del programa de Arte Público de la ciudad de Guadalajara, nunca tuvo la intención de ofender ni a la Virgen de Guadalupe ni a la Iglesia Católica”, agregó el edil.

El Día del Danzante, agregó, “es una festividad hermosa, aunque a muchos les duele el nombre; es muestra del sincretismo que vive la cultura mexicana, es decir, la unión entre costumbres”.

“La escultura no ofende a nadie; no va haber ningún cambio en la posición del Ayuntamiento”, sentenció por su parte Alfaro. Las manifestaciones pueden seguir ya que todos tienen derecho de caminar libremente por las calles y externar su opinión.

FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

Algunos líderes católicos también han defendido la obra de arte, comenzando por el actual cardenal de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega. Él ha expresado que Sincretismo no es una afrenta contra la comunidad católica y que las personas que han protestado contra ella no cuentan con la preparación para apreciar el arte.

La obra de Vargas fue adquirida por el municipio como parte del programa Arte Público Guadalajara. Este contempla la instalación de 10 esculturas de artistas jaliscienses o radicados en el Estado. Sincretismo es la segunda obra de este programa que se coloca en la ciudad.

(Con información de Mural y El País)

aml

También te puede interesar