jueves 29 febrero 2024

Sedena contrata a empresa vinculada con persona que vendió casa a Sandoval

por etcétera
Cuartoscuro

La compañía de un hombre vinculado con la empresaria que vendió un departamento de lujo a Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), obtuvo un contrato por 229 millones de pesos, según una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Este viernes MCCI publicó el texto “Sedena asignó $229 millones a empleado de empresaria que vendió depa a Sandoval”, de Verónica Ayala, nota en la que se da cuenta del papel que Erik Alejandro Ramírez Guerrero, quien ha sido empleado de Alejandra Aguilar Solórzano, que vendió el lujoso departamento al secretario Sandoval, ha tenido en dos empresas que han obtenido millonarios contratos con la Sedena.

Ramírez Guerrero es accionista mayoritario de la empresa Abspro S.A. de C.V. y apoderado legal de Protective Materials Technology (Promatech), esta empresa que cuenta entre sus socias a Alejandra Aguilar Solórzano.

Como reveló MCCI en mayo, Aguilar Solórzano fue quien, en 2020, vendió al general Sandoval un departamento en Bosque Real en 9 millones de pesos, aunque inmuebles similares tenían un precio de hasta 30 millones de pesos.

Posteriormente, a las dos empresas mencionadas le ha ido bien con la Sedena: en 2022 Promatech obtuvo un contrato por 319 millones de pesos por 48 mil juegos de placas balísticas, documento que fue firmado por Ramírez Guerrero.

Ahora, en 2023, la otra empresa mencionada, Abspro, ha obtenido otro contrato: proveerá 37 mil juegos de placas balísticas a la Sedena por 229 millones de pesos.

Así, en un par de años, empresas vinculadas con Ramírez Guerrero han obtenido de la Sedena contratos por 548 millones de pesos.

MCCI informa que como accionistas de Promatech figuran Alejandra y Elisa Aguilar Solórzano, quienes son hijas de un militar en retiro. Como se mencionó, en esa empresa es accionista mayoritario Ramírez Guerrero, de quien la nota indica que reside en una unidad habitacional popular en Tlanepantla, Estado de México.

El trabajo periodístico también resalta que los vínculos entre Promatech y Abspro también son por millonarios negocios entre ambas, más allá del papel que Ramírez Guerrero tiene en ambas.

También te puede interesar