miércoles 12 junio 2024

EU restablece visas a musulmanes tras suspensión de veto migratorio

por etcétera

El Departamento de Estado de Estados Unidos informó este sábado que ya han restaurado miles de visas canceladas a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana debido al veto migratorio impuesto por el presidente Donald Trump.


"Hemos revertido la revocación provisional de los visados bajo la orden ejecutiva del presidente Trump. Las personas con visados que no han sido físicamente cancelados pueden viajar ahora, si su visado sigue siendo válido", dijo a EFE un funcionario, que pidió el anonimato.


El pasado viernes, el gobierno aseguró que habían revocado provisionalmente cien mil visas de extranjeros provenientes de las naciones afectadas por la entrada en vigor de dicho veto.


No obstante, el Departamento de Justicia anunció este sábado que "planea presentar lo antes posible una petición de urgencia para que se suspenda la orden" de un juez federal que paralizó el polémico decreto migratorio, según EFE.


"La orden ejecutiva del presidente es legal y apropiada. Esta orden está pensada para proteger al país y al pueblo estadounidense, y el presidente no tiene mayor deber y responsabilidad que hacer eso", indicó Gillian Christensen, portavoz en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).


Ese Departamento también suspendió "todas las acciones destinadas a implementar las secciones" del decreto de Trump "afectadas" por la decisión del magistrado.


“Como consecuencia, se han suspendido las reglas que clasificaban a los pasajeros de ciertos países como prohibidos por la orden ejecutiva, y DHS volverá a inspeccionar a los viajeros de acuerdo con la política y los procedimientos estándar que estaban en vigor antes del decreto”, añadió Christensen.


Anoche, el juez James Robart, suspendió de manera temporal la orden ejecutiva que restringe el ingreso de personas de siete países de mayoría islámica y pone en pausa el programa de refugiados.


Robart actuó ante la demanda interpuesta por el fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, que pidió suspender inmediatamente la orden de Trump a nivel nacional, al considerar que podría causar "daño irreparable".


Esta suspensión judicial es temporal y rige hasta que Robart tome una decisión definitiva sobre la legalidad de la orden presidencial o hasta que una instancia judicial superior a la que acuda el gobierno decida levantarla.


Trump, por su parte, tachó hoy de "ridícula" la decisión del juez estadounidense, y aseguró que ese veredicto acabará "anulado".


(Con información de EFE)


cdr

También te puede interesar