viernes 21 junio 2024

“Es Claudia” y la sacralización del Dedazo

por Rafael Hernández Estrada

La campaña anticipada de Claudia Sheinbaum es ilegal y no se absuelve por el “plan b”, cocinado con prisa y desatinos por la Presidencia de la República y sus levantadedos, pues la reforma que así se ha llamado se opone a la Constitución, además de que los actos de campaña de Sheinbaum arrancaron desde hace un año y ninguna ley tiene aplicación retroactiva. Pero en esta ocasión revisaremos el contenido de esta ilegal campaña que consiste en la sacralización de El Dedazo presidencial, además de rebasar ya los mil millones de pesos en gastos. 

El juego de las corcholatas, que el inquilino de Palacio Nacional inició desde julio del año pasado, es una reedición de la forma antidemocrática en que el presidente en turno imponía a su sucesor durante las largas décadas en que el PRI fue un partido de Estado. El Ejecutivo seleccionaba a un grupo de sus allegados, los alentaba a hacer precampañas y anunciaba, con mayor o menor formalidad, que dentro de ellos se encontraba El Tapado, el elegido. Aunque la propaganda del oficialismo afirmaba que la decisión se tomaría previa consulta y auscultación a las bases del partido oficial y “al pueblo en general”, era un procedimiento orientado a tomar ventaja sobre las candidaturas opositoras. A la vez, se trataba de una puesta en escena en la que el titiritero manejaba a sus marionetas para mantener el control del proceso sucesorio, imponer la disciplina al interior del partidazo y proteger a su elegido en tanto la postulación era formalizada e iniciaba la campaña electoral.

No otra cosa es el juego de AMLO. Ebrard, López Hernández (orgullosos de que AMLO les diga corcholatas) y otros aspirantes que no han merecido la mínima atención quedarán como comparsas, en tanto que la elegida por el dedo presidencial recorre el país para encontrarse con las Fuerzas Vivas y llena todo México de “¡Es Claudia!”. Este lema es la respuesta que la aludida y sus seguidores dan a la pregunta “¿Cuál de las corcholatas es El Tapado?”. – “Es Claudia” – responden animosos, y así pretenden convencer a los seguidores de la 4T que es ella la señalada por El Dedazo.

Por cierto, se debe decir que la experiencia en la coordinación de campañas nacionales permite estimar que la ilegal campaña ronda al momento la colocación de 15 mil anuncios espectaculares, unos 100 mil muros a lo largo de la República, además de mucho dinero repartido a discreción en medios de comunicación y redes sociales. El costo de este esfuerzo publicitario se puede calcular, conservadoramente, en unos 300 millones de pesos por concepto de espectaculares, 600 millones en anuncios pintados en bardas encaladas, más un monto indeterminado de inversión en gacetillas y granjas de bots. La Sheinbaum tendrá qué rendir cuentas del origen de los recursos utilizados en el rubro propagandístico de su campaña anticipada, que por lo dicho rebasan los mil millones de pesos a la fecha. Debiera saber que tal obligación no se cumple aduciendo el pretexto de las “aportaciones voluntarias” de fervorosos simpatizantes hipnotizados con su carisma (je-je-je) pues, aun y cuando éstos existieran, los donativos deben cuantificarse en pesos a precio de mercado, demostrarse su origen lícito y su apego a las normas que regulan el financiamiento de las campañas políticas.

Será hasta dentro de un año, el 19 de noviembre de 2023, que legalmente inicien las precampañas. El adelantamiento en el que incurrió Sheinbaum para tomar ventaja indebida sobre las candidaturas de oposición, ha motivado denuncias diversas. En una de ellas, el INE decretó medidas cautelares en las que le ordenó suspender su propaganda ilícita y, en todo caso, deslindarse de la misma (pues la denunciada contestó “que no sabía” quién estaba poniendo sus propios anuncios por todo el país). 

Su reacción ante las medidas cautelares fue hacerse la víctima con sentidas frases sobre la libertad de expresión pero, sobre todo, su defensa consiste en reivindicar que ella es la elegida por el dedo del Amado Líder. Sus seguidores se apresuraron a argüir que la autoridad electoral no debe poner obstáculos a AMLO, quien eligió como sucesora a la ausentista Jefa de Gobierno. A la par del ventajismo, el ilegal slogan revela una sumisión humillante en la forma del culto al Dedazo unipersonal y antidemocrático.

Cincelada: Solidaridad con Ciro Gómez Leyva, quien fue baleado por matones que llevaron a la práctica los cotidianos insultos emitidos desde Palacio Nacional contra los periodistas.

PD: Si no hay otra indicación de la dirección y/o la editora, esta columna se tomará un respiro hasta el 7 de enero del año entrante.

También te puede interesar