miércoles 24 abril 2024

Diputados de oposición piden a la ONU intervenir para frenar campaña de odio de Morena

por etcétera

Un grupo de legisladores de oposición solicitó a Michele Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, su intervención para que cese la campaña de odio que Morena ha desatado contra quienes votaron en contra de la iniciativa presidencial de reforma eléctrica.

Este jueves diputados de diversos partidos se presentaron en la oficina de la Representación en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para presentar un documento en el que solicitan la intervención de Bachelet para “que se haga un llamado urgente a cesar la promoción de la violencia, al restablecimiento de la prudencia, a la garantía de la protección de la diferencia de ideas y al mantenimiento de la libertad de ideas, de creencias y de expresión en el mantenimiento de la democracia y la paz social que siempre ha prevalecido en nuestro país”.

En su texto, los legisladores recuerdan que el pasado domingo fue votada la iniciativa presidencial de reforma eléctrica, para cuya aprobación se requería mayoría calificada, la cual no fue alcanzada por el oficialismo. En ese contexto, cuentan, desde antes de la sesión legislativa respectiva diputados de oposición “fueron objeto de coacción a través de las redes sociales y muchos de ellos fueron víctimas de amenazas, extorsiones e intimidaciones para que votaran a favor”.

También señalan que, después de la votación en la que el oficialismo fue derrotado, los dirigentes nacionales del partido gobernante, Mario Delgado y Citlalli Hernández, anunciaron “una campaña nacional para desprestigiar, hostigar e intimidar a las diputadas y los diputados” que se opusieron a la reforma, “promoviendo de esta manera el odio en contra de los que piensan diferente”.

Esa campaña, describen los diputados firmantes de la carta a Bachelet, consiste en llamarlos “traidores a la patria” en redes sociales, medios de comunicación, casas de atención ciudadana y en la calle. Esto, denuncian, ya ha provocado actos de violencia directa.

La misiva recuerda que esas prácticas son propias de regímenes autoritarios, en los que incluso se decretan leyes para acallar a los opositores. Además, violan el artículo 20 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como el número 16 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Los firmantes del documento son, entre otros, Margarita Zavala, Mariana Gómez del Campo, Melissa Estefanía Vargas, Norma Angélica Aceves García, Ana Cecilia Sodi Miranda, Xavier González Zirión, Sofía Carbajal, Teresa Castell y Laura Contreras.

Gómez del Campo dijo que lo que están viviendo los diputados de oposición “nos preocupa y ocupa. Estamos acudiendo a instancias nacionales e internacionales para denunciar este discurso de odio, de incitación a la violencia” que se ha visto impulsar al presidente de la República y a la dirigencia de Morena.

Laura Contreras dijo que la campaña de Morena no les va a intimidar, además de que “no nos escondemos: damos la cara. Pero esto que están haciendo es un linchamiento social, y desde ahí se dicta la pauta para atacarnos”.

A su vez Sofía Carvajal dijo que ese tipo de prácticas e impensable en una democracia, además de que los legisladores se encuentran protegidos por el artículo 61 de la Constitución, por el que tienen la libertad de votar en el sentido que la conciencia les dicte.

También te puede interesar